5 trucos para entender cómo funciona un procedimiento administrativo

cómo funciona un procedimiento administrativo

Todas las actuaciones de las Administraciones públicas se encauzan a través de lo que conocemos como procedimiento administrativo, pero hay bastantes dudas respecto a lo que realmente es y cómo funciona. 

En este artículo del blog vamos a entender cómo funciona un procedimiento administrativo y daremos una serie de trucos para que no se te escape ningún detalle si tienes que pasar por uno. 

Qué es y cómo funciona un procedimiento administrativo

El procedimiento administrativo es  el cauce formal en el que se concreta cualquier actuación administrativa para la realización de una causa.

Este procedimiento está planteado con el fin de beneficiar a beneficia a los ciudadanos, ya que supone una garantía al cumplimiento de nuestros derechos. 

En el procedimiento administrativo se especificarán siempre cuáles son los pasos que se darán hasta llegar a la resolución de una situación. Para ello,en cualquier caso siempre será necesaria una solicitud previa con los datos y la presentación de hechos en un formulario regulado.

 

Entender la complejidad y los entresijos de cómo funciona un procedimiento administrativo entraña cierta atención. Para ello, tienes a continuación 5 trucos para entender cómo funciona un procedimiento administrativo.

Primer truco: conocer las fases del procedimiento administrativo

No puedes entender claramente en qué consiste un proceso si no conoces cada paso del mismo. El procedimiento administrativo consta de cinco fases:

  • Iniciación
  • Ordenación
  • Instrucción
  • Finalización 
  • Ejecución

Todas son fundamentales para poder cumplir con un procedimiento y de la correcta implementación de cada una dependerá el éxito de la resolución.

Segundo truco: la clave está en el punto de iniciación

El procedimiento administrativo se puede iniciar de dos formas: de oficio, iniciado a partir del órgano competente, o a instancia de persona interesada, cuando es un particular quien inicia el procedimiento.

La clave está en el punto de iniciación porque se debe tener la información precisa para determinar si es conveniente dar inicio al procedimiento y encauzarlo desde el principio a través de una clasificación adecuada.

Ante una iniciación por persona interesada, la solicitud debe ser específica y con los datos que la ley provea.

Tercer truco: saber las formas en las que el procedimiento administrativo está regulado

En el caso de la ordenación, se refiere a las normas o criterios que rigen las actividades del procedimiento.

El procedimiento administrativo podría estar regulado de cinco formas: por impulso oficial, impulsión simultánea, cumplimiento de trámites por el interesado, despacho de los procedimientos y las cuestiones incidentales. Es clave la orientación especializada en cada uno de estos puntos.

De que esta fase de ordenación se haga correctamente, dependerá una resolución más rápida o más lenta.

 

Aún faltan algunos datos importantes para entender cómo funciona un proceso administrativo.

Seguimos.

Cuarto truco: una instrucción precisa da información de fondo al órgano que resolverá el proceso

En esta cuarta fase se conoce toda la información requerida para una próxima resolución.

Este es el momento en que se realizan las alegaciones, la presentación de pruebas, los informes, y se tiene en cuenta más toda la información que pueda ser pública.

En esta fase también se estipula la realización de una audiencia, que no se realiza solo por dos razones, cuando los involucrados decidan no realizar alegaciones ni presentar más documentos, y cuando en el procedimiento no se hayan tenido en cuenta otros alegatos a los ya presentados por los interesados.

Quinto truco: recta final del procedimiento administrativo sin contratiempos

Un procedimiento puede finalizar en una tramitación normal, por una resolución en la que se ha tenido en cuenta todo lo que ha sido planteado por los interesados.

O una tramitación anormal del procedimiento administrativo, entre las que están por desistimiento y renuncia de los interesados, caducidad, imposibilidad material, terminación convencional y la ejecución del acto.

El procedimiento administrativo es una de las formas más básicas para resolver un problema legal, por lo cual es imprescindible contar con la asistencia jurídica precisa para completar el proceso de la forma más eficiente. 

 

¿Qué te ha parecido? Espero haber resuelto tus dudas sobre cómo funciona un procedimiento administrativo. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Un comentario en “5 trucos para entender cómo funciona un procedimiento administrativo

  1. Un comentarista de WordPress

    Hola, esto es un comentario.
    Para empezar a moderar, editar y borrar comentarios, por favor, visita la pantalla de comentarios en el escritorio.
    Los avatares de los comentaristas provienen de Gravatar.

Los comentarios están cerrados