Tribunal de Arbitraje

tribunal de arbitraje

Un Tribunal de Arbitraje es muy útil en algunas ocasiones en las que hay situaciones jurídicas que no pueden ser abordadas por el sistema judicial, sino que necesitan una solución donde intervengan terceros elementos técnicos, económicos y jurídicos de calidad.

Cuenta con reconocidos profesionales en diversas áreas. El sistema arbitral puede ser muy útil y en los próximos párrafos conocerás más sobre las características de funcionamiento de esta instancia.

El Tribunal de Arbitraje busca el acuerdo entre las partes

El Tribunal de Arbitraje es una forma sencilla de resolver ante la justicia conflictos. Una de las características de estos procesos es la confidencialidad, buscando preservar la reputación de los litigantes.

Por tanto, dicho Tribunal siempre buscará llegar al entendimiento y acuerdo entre las partes. Recuerda que es un proceso usado en el ámbito industrial y comercial, entre otros.

La neutralidad como característica principal

Las controversias entre empresas pueden traspasar fronteras, es decir, el Tribunal de Arbitraje tiene una jurisdicción internacional caracterizada por la neutralidad.

Se tiene certeza de la mejor resolución para los conflictos porque están en manos de profesionales técnicos especialistas. Los árbitros son asignados con amplias garantías en cuanto a su objetividad y la transparencia de sus veredictos. En estos casos, además, se tiene un control previo del laudo arbitral.

¿Cómo se activa el Tribunal de Arbitraje?

Este procedimiento se inicia con una solicitud, en la cual se debe decir de forma breve la particularidad de la controversia, con los términos financieros involucrados. Para la activación del Tribunal de Arbitraje es clave la información referente al demandante y demandado. Posteriormente, se realizan diversos trámites, en el que las partes acuerdan iniciar el litigio.

La elección de los árbitros 

Ante la falta de acuerdo, la corte puede designar a un árbitro o si el caso lo precisa puede nombrar hasta tres. Sin embargo, la elección de los árbitros que actuarán en el Tribunal de Arbitraje puede hacerse por solicitud de las partes o por la misma corte, siempre con un procedimiento transparente y explícito.

La sede del Tribunal

Solamente en el caso de que las partes tengan un acuerdo distinto, la sede será la Corte Española de Arbitraje. De no haber un convenio sobre el idioma, este se hará en la lengua en la que se trascribió el convenio arbitral.

El laudo en el Tribunal de Arbitraje

El Tribunal revisa el laudo antes de su redacción definitiva y firma, lo cual permite la realización de algunas modificaciones. En el fallo del Tribunal se fijan los gastos que podrían ocasionarse en el procedimiento, y paralelamente, involucra los aspectos técnicos y las circunstancias del caso.

Para quién sirve esta solución

Las grandes empresas, Pymes, Fundaciones, Colegios profesionales y otros organismos, pueden recurrir a esta Corte. El Tribunal de Arbitraje puede ser la gran solución a un conflicto que se ha venido presentando en una de estas organizaciones. Los procesos pueden durar entre 3 y 5 meses con costes establecidos según las condiciones y cuantía del arbitraje. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest